Exposiciones / Catálogos /Escritos

21/09/15

Diario "El Litoral" Artes Visuales

Archvado debajo: Announcements [B] — Daniel @ 20:11:22

Edición impresa | Opinión
Edición del Jueves 02 de abril de 2009

“All Boys en el Rosa x6”

Por Domingo Sahda

En fecha reciente fueron inauguradas sendas exposiciones en el Museo Provincial de Bellas Artes Rosa Galisteo de Rodríguez. En la planta baja del edificio de marras se exhiben los trabajos de un grupo integrado por los artistas Burgos, de Volder, Dorr, Kacero, Siquier y Sobrino. Los expositores se denominan por su patronímico tal cual se cita, indicándose al ingreso de la muestra y mediante el estampado de una planta a la entrada de la sala o lugar que cada uno de los cuales ocupa con sus trabajos, tanto en la sala central como en sus laterales a izquierda y derecha de la sala mayor de actos. Se establece de este modo una suerte de juego de correspondencias y/o adivinanzas, entendido como mapa y desafío de “encuéntrelo usted mismo”, quizás novedoso; sí, fatigoso.

En la planta alta del mismo museo, y con la curaduría de la Dra. Marta Zátonyi, exponen sus pinturas Daniel Prieto y Alejandro Parisi.

En el recorrido de conocimiento y apreciación de aquello que se muestra en la planta baja, aparecen diversas proposiciones, las que, tomadas en su conjunto, se manifiestan con un puro divertimento de entonación lúdica que no trasvasa el límite ostensible de elaboradas, cuidadas realizaciones que envuelven sobre sí mismas su sentido y presencia, sin mayor o más controvertida trascendencia que aquella que despierta una cierta curiosidad ante lo insólito.

Queda fuera de dudas, al menos desde esta columna, que las precisas elaboraciones se internan en el territorio de las proposiciones visuales y se sostienen en función de su superficie, en razón de sus elaborados, sofisticados procesos, sin otro protofondo que la acción provocadora en sí misma, con impactos iniciales que prontamente diluyen su interés al intentar internarse en el sentido y el significado.

Sea que atendamos a valoraciones propias e históricas del arte plástico a lo largo de los siglos, con sus imponderables y proteicos giros sustantivos, o a consideraciones anejas a las interrelaciones lingüísticas contemporáneas, o quizás, a las intencionalidades de trasladar el interés ético y estético hacia el territorio rotulado como “lo efímero” de la comunicación entre persona, signo y significado, aquí sólo emerge la idea de lo lúdico, circunstancial, lo curioso, lo pasatista, de lectura más próxima a las preceptivas “del malestar en la cultura”, tópicos que inducen a replantear la idea que se recorta como un “de qué hablamos cuando hablamos de arte plástico”. Cada trabajo expuesto a la vista, cuyas proezas técnicas saltan a primera mirada en algunos casos, no en todos, demanda una razonada elaboración conceptual de justificación y de presencia de la que sólo puede hacer gala quien “juega el juego de las justificaciones a ultranza”. Arte para iniciados de muy compleja y discutible argumentación valorativa.

El fenómeno de “lo ya visto” en otras latitudes, en otros museos, galerías y colecciones se desprende del conjunto en exposición. Sobrevuela de modo constante la idea de globalización de la expresión plástico-artística que conlleva en sí misma la idea de internalización aséptica del discurso visual. Muy lejos de avalar cualquier tipo de folclorismo chauvinista, de resecos regionalismos o de descripciones didácticas en el plano, el arte visual se asume como un lenguaje cuyos constitutivos icónicos traspasan las fronteras del tiempo y el espacio interpelando a la cultura humana desde una subjetividad situada, desde la vibración y la captación profundamente emocional del territorio social en el cual se produce. Los artilugios “del hacer” descuellan por sobre el sentido “del decir”, manifestándose en esta muestra y dan lugar al arte que habla de sí mismo, enclaustrado en una subjetivación en extremo ocluida y autosuficiente.

Daniel Prieto/Alejandro Parisi-Pinturas

En la planta alta del ya mencionado museo provincial exponen sus trabajos plásticos —en todos los casos, pinturas— los artistas Daniel Prieto y Alejandro Parisi. La exhibición de la dupla citada se acompaña por un estudio impreso, con reflexiones acerca del arte del pintar hoy, a más de otros subtítulos que giran en torno al mismo hecho comentado, cuya autora es la Dra. Marta Zátonyi. Estamos en presencia de un interesante catálogo razonado en el cual la curadora apela, como se ha dicho, a diferentes subtitulados que amplían los horizontes conceptuales de la exposición citada. Prieto y Parisi transitan por paralelos caminos, dos facetas de concretización fáctica diversa en su resolución final, haciendo hincapié en la idea expresiva del color y su temperatura emocional en el segundo, en tanto que en el primero de los citados, a más del color recortado como contrapunto lumínico, emerge subrepticiamente una sesgada percepción un tanto dramatizada, en la cual los arrastres de materia plástica, los cortes abruptos de planos, su superposición y veladura remiten, inexorablemente, al margen de sus planteos abstractos, a la condición sensible y sensitiva de la experiencia humana vehiculizada de modo transitivo en cada cuadro a la vista.

La idea de los límites tajantes en Prieto y la fundición de los mismos en Parisi indican, en principio, el punto de partida conceptual de cada uno. El proceso de aplicación de las tintas se orienta en el mismo sentido. Precisión determinada, ambigüedad deliberada.

Ambos expositores exhiben sus pinturas ajustando su compromiso al lenguaje propio de la forma, el color y el espacio en el plano, con el ascetismo del arte de pintar. La muestra, equilibrada en su conjunto, da cuenta de dos autores que aún parecerían merodear y tentar las superficies de “las cosas” con sólido oficio. De suyo, se sabe que la excelencia del oficio es el prerrequisito que todo artista plástico debe poseer, y demostrar. Más, se sabe también que ello no lo es todo, en tanto intentemos no solamente autogratificarnos, sino provocar cierta conmoción en terceros; en fin, hablar al mundo exponiendo nuestras ideas, opiniones, saberes y rechazos. Las solas virtudes del ponderado oficio suelen tentar, como el canto de las sirenas.
2_FR.jpg

Alejandro Parisi

Daniel Prieto

Trackbacks, Pingbacks

El URI para trackback de este entrada es: http://danielprieto.net/blog/htsrv/trackback.php?tb_id=35

Todavía no hay Trackbacks/Pingbacks para esta publicación...

Contact the admin. Powered by  b2evolution Credits: Dave Shea | skin converting | blogging software | hosting | adsense